Email de la paciente Grace P.  
|    

 

Desde hace más de 10 años había estado sufriendo mucho por mis constantes episodios de enrojecimiento Facial.  Durante un tiempo estuve en terapia psicológica porque no entendía el porque de mis reacciones, muchas veces incluso antes situaciones tan triviales como encontrarse con alguien conocido en la calle. Durante las terapias mejore un poco pero no lograba que desapareciera el incómodo Rubor Facial.

Hace 2 años empezó a empeorar la situación y cada vez me generaba más tensión el solo hecho de pensar que iba a ponerme roja, por lo cual muchas veces deje de decir y de hacer cosas en clase o en la oficina, además cada vez que me pasaba me hacía sentir peor conmigo misma.

El año pasado comencé a averiguar en Internet, sin embargo no me decidía del todo a realizarme la cirugía porque me daba miedo que de pronto no funcionara para mí y también por los efectos secundarios.

Este año después de mirar algunas opciones encontré la página del Doctor Camilo Osorio y me decidí a escribirle por e-mail y ese mismo mes decidí realizarme la Simpatectomía.

Ahora tengo 15 días desde la cirugía y me siento como si me hubiera quitado un peso de encima, ya no he vuelto a sentir ese miedo que tenía a enrojecerme y no he vuelto a ruborizarme, a sentir la cara caliente y las manos frías.

En cuanto a la sudoración compensatoria siento que me sudan un poco los pies y que cuando estoy ante situaciones que antes me ruborizaban siento el cosquilleo y el calor que sentía en la cara un poco al nivel del estomago y la espalda, pero no pasa de ahí, por lo cual las otras personas no lo notan, lo que es fantástico.

Estoy realmente feliz de poder mirar a las personas y tener la tranquilidad de que ya no voy a ponerme roja y poder decir y hacer las cosas que quiero.  Ahora me siento como una nueva persona.

Le doy las gracias Dr. Osorio nuevamente por haberme operado y por ayudarme a volver a confiar en mi misma.  Creo que es un doctor muy humano y de verdad fue un placer haberlo conocido. 

Con mucho cariño, 

Grace P.

 
  gtejera@rocketmail.com