Carta de la paciente Angela Liliana Ruiz Barreto

Soy Angela Liliana Ruiz Barreto, tengo 22 años, estudio actualmente X semestre de Medicina en Bogotá. Toda la vida había sufrido de hiperhidrosis localizada principalmente en las manos y las axilas.  A todo médico al que acudía me decía que no tenia cura, y me trataba con talcos, cremas, lociones, etc. incluso me formulaban tabletas para mejorar mi ansiedad ya que tal vez esa era la única manera de controlar el sudor.  

Fue hasta hace un año, cuando asistí a un congreso de cirugía dermatológica, que contacté al Dr. Camilo Osorio, Decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de la Sabana, Cirujano General y de Tórax, quien estaba presentando un nuevo método para controlar este problema, se llama SIMPATECTOMIA DORSAL BILATERAL GUIADA POR VIDEOTORACOSCOPIA. Este es un método poco invasivo, en el cual retiran dos ganglios de la cadena simpática la cual es la responsable de esta enfermedad. El me aconsejó que para mi seria la solución esta nueva cirugía.  

Fue así que con el apoyo de mis padres me operé hace 8 meses; obteniendo excelentes resultados para mi vida. Ahora no tengo que secarme la mano para saludar a alguien, levanto mis brazos sin estar cohibida, no me he vuelto a sonrojar, bailo sin temor a que me suden las manos, y en mi práctica hospitalaria  me ha dado confianza para examinar a los pacientes. Pero lo mejor de todo es que la cicatriz es mínima y no se ve. Obviamente que como en toda cirugía hay reacciones secundarias pero no son para preocuparse; solamente he tenido sudoración compensatoria por el estomago, la espalda y las piernas pero dependen principalmente de la temperatura que este haciendo. Estoy feliz, pero ante todo muy agradecida con las personas que apoyaron, en especial a mis padres y al Dr. Osorio. 

En conclusión, opino que esta cirugía ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida; y con esto creo estar dándole valor a otras personas que están sufriendo igual o más de lo que yo sufrí. Mi recomendación para los que lean esto es: Si tienen los medios y las formas para someterse a esta cirugía no duden en hacerlo. De verdad vale la pena.

 

ANGELA LILIANA RUIZ BARRETO